Los beneficios del sueño

Dormir adecuadamente nos ayuda a evitar ciertos problemas derivados del estrés así como a mejorar nuestro nivel de vida.

Alzheimer

Recientemente se ha descubierto que también es capaz de prevenir la aparición del Alzheimer.
Unos científicos han realizado un estudio que ha contrastado que las personas mayores que no descansan, como mínimo, unas 7-8 horas tienen más riesgo de desarrollar enfermedades de degeneración mental, la más conocida es la que hemos citado anteriormente.
El estudio se encargó de analizar la situación específica de hasta 70 personas mayores de 70 años. Por un lado se les preguntó sobre el tiempo que solían dormir de media y por otra parte se hizo un estudio de las beta-amiloide (asociadas con la enfermedad del Alzheimer) utilizando un escáner muy sofisticado.
Aunque es cierto que el estudio no se centra en personas jóvenes, los científicos establecen que el patrón de sueño a seguir debe de ser el mismo para todas las edades. Dormir un promedio de unas 7-8 horas diarias es fundamental para evitar que, de cara al futuro, podamos desarrollar cualquier tipo de enfermedad degenerativa… o por lo menos tener menos probabilidades de que pueda llegar a ocurrir.

Los resultados del estudio no podían ser más sorprendentes

Según los resultados pudieron comprobar que estas personas dormían muy mal: entre 4-5 horas cada día por lo que eran más propensos a desarrollar esta enfermedad. Es cierto que esto no ocurrió en todos los casos pero sí en la gran mayoría.
Este estudio ha tenido mucha más validez al publicarse algunos informes en la revista Science: en ellos se demostraba que en el proceso del sueño se eliminan algunas toxinas que ayudaban a reducir la posibilidad de que estos males se puedan desarrollar.

El efecto de una pastilla para dormir sobre el cuerpo

A raíz de estos datos algunos expertos se preguntaron si una pastilla para dormir podría servir para prevenir el Alzheimer porque, al fin y al cabo, sirven para poder conciliar el sueño y dormir las horas adecuadas, que es lo que estábamos buscando.
No obstante hay que recordar que estas pastillas siguen siendo un riesgo. Lejos de evitar que se produzca lo que pueden conseguir es que aumenten las posibilidades de que se pueda llegar a producir… por lo que hay que tener mucho cuidado con su consumo de forma prolongada.
Independientemente de los resultados del estudio, tenemos que cambiar nuestros hábitos en el caso de que no durmamos lo suficiente. Nada es más importante que nuestra salud por lo que no deberíamos restar horas de sueño por, por ejemplo, motivos de trabajo.
Tenemos que recordar que vale la pena dormir 8 horas y empezar a trabajar con energía que dormir solamente 4 o 5, creer que tenemos más tiempo pero luego, a la hora de la verdad, nuestro rendimiento sea tan muy reducido que no nos valga la pena.

Recuerda: ¡Duerme bien y vivirás muchos más años!

5 Claves para aprobar una entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo es un acontecimiento de gran relevancia, pues decidirá nuestro futuro de manera determinante. El currículum es lo más importante, pero también hay que ser consciente de otros muchos factores que pueden determinar el triunfo o el fracaso de esa entrevista.

A continuación, ofrecemos una serie de consejos para superar una entrevista de trabajo.

EL TRABAJO PREVIO

Preparar con antelación la entrevista de trabajo hará que el entrevistado se sienta seguro, decidido y menos nervioso a la hora de enfrentarse a ella. Tener una actitud positiva y estar de buen humor ayudará a causar una buena impresión.

El entrevistado debe investigar acerca la empresa que concede esa entrevista para saber a qué se dedican exactamente, cuál es su política con los trabajadores, las posibilidades de promoción o cualquier otro aspecto interesante para evitar cualquier detalle desprevenido ante cualquier pregunta. El entrevistador valorará muy positivamente la información que traigas de casa porque denota gran interés por el puesto.

Es importante preparar respuestas a la formulación de preguntas como:

  • ¿Cuáles son tus aspiraciones? La ambición es buena, aunque bien medida
  • Virtudes y defectos. Has de conocerte a ti mismo y, aunque pondrás énfasis en las virtudes, también es positivo que seas consciente de tus defectos.
  • Tu curriculum. La entrevista de trabajo girará en torno a él, así que debes acordarte de todo lo que aparece incluido en él.

APARIENCIA FÍSICA

Ya sabemos que nuestra apariencia física dice mucho de nosotros, es un factor elemental para superar una entrevista de trabajo, así que piensa bien qué quieres transmitir y elige tu vestuario.

Usa el sentido común, según la formalidad de la entrevista, así vestirás. Si no te sientes muy capaz de tomar esta decisión, consulta webs o blogs de moda, hay mucha información sobre cómo vestir para una entrevista de trabajo en Internet.

Por supuesto, la higiene ha de ser impecable. Te pongas lo que te pongas, debe estar bien planchado, sin ninguna mancha y con buen olor.

ACUDIR A LA ENTREVISTA DE TRABAJO

Una vez que has hecho el trabajo previo y decidido el vestuario, estás preparado para acudir al encuentro. Así que recuerda:

  • Confirma la cita con antelación.
  • Procura llegar 5 minutos antes.
  • Preséntate solo. La impresión que da que te acompañe tu madre, tu primo o tu pareja es la de alguien poco independiente.

CUANDO ESTÁS DENTRO

Gracias a una preparación previa, el entrevistado se sentirá relajado y de buen humor para superar una entrevista de trabajo. Estrecha una mano firme al entrevistador y deja que sea él quien comience.

  • Recuerda que debes parecer decidido y seguro de ti mismo.
  • Toma consciencia del tono que emplea y usa tú el mismo. Si es serio, no intentes ir de gracioso y, si es distendido y con alguna broma, encájalas con gracia.
  • Explica tu experiencia con soltura y no hables mal de nadie.

LA DESPEDIDA

Cuando el entrevistador dé por finalizada la reunión, muéstrate satisfecho y orgulloso de ti mismo. Nunca te despidas decepcionado o como si lo hubieras hecho mal. Eres el mejor para el puesto y debes trasmitírselo. ¡Enhorabuena, has conseguido superar una entrevista de trabajo!

Empresa y deporte para reducir el absentismo laboral

Empresa y deporte. Seguramente has oído hablar de esta dualidad muchas veces en los últimos años, especialmente si los empleados se sientan ante un escritorio todo el día. Cada vez más empresas están creando programas de bienestar que, además de reducir el absentismo laboral, también mejoren la actitud de los trabajadores, así como su salud.

Los estudios demuestran que los empleados sanos tienden a ser más felices y productivos. Un programa de empresa y deporte en el trabajo que combina estrategias tanto individuales como organizacionales pueden producir beneficios tanto para los empleados y sus familias, así como la organización en su conjunto.

Beneficios como empleado

Para los empleados, el mantenimiento de la salud individual es a menudo visto como un reto difícil con exigencias contradictorias durante la jornada de trabajo, la responsabilidad de la familia y otras obligaciones sociales. Sin embargo, la adopción de conductas saludables no sólo reduce el riesgo de desarrollar enfermedades que amenazan la vida y sus costos asociados, pero mejora la calidad de su vida cotidiana.

Los programas de empresa y deporte que aborden comportamientos de salud individuales, así como los riesgos de salud y seguridad del ambiente de trabajo también reducen la enfermedad y el riesgo de lesión. La participación en las actividades de promoción de la salud a través del deporte permite a los individuos desarrollar el conocimiento y las habilidades de afrontamiento, así como construir una red de apoyo social entre los compañeros de trabajo, supervisores, así como son su familia.

Los empleados a menudo ven un programa integral de salud en el trabajo como una inversión hecha por la empresa para su bienestar y un reflejo de lo mucho que la empresa se preocupa por sus empleados. Esto, a su vez, puede impulsar a la satisfacción laboral lo cual, a su vez, disminuye el absentismo laboral.

Beneficios como empleadores

Los empleadores pueden beneficiarse de los programas de salud en el trabajo a través de una mayor productividad, reducción de absentismo laboral, así como en la reducción de los costos de compensación de seguros y de los trabajadores. Además, estas estrategias ayudan a crear una cultura de la salud y hacer que la opción saludable sea la opción más fácil para los empleados.

Estos programas son vistos cada vez más como un componente básico de un atractivo paquete de compensación y beneficios para el empleado, el cual puede ser utilizado como una herramienta de reclutamiento y retención. Es decir, sirve para atraer y mantener a los empleados de alta calidad, y al mismo tiempo mantener la productividad.

Los empleados individuales y los empleadores también pueden recibir beneficios económicos de una mejor salud. Para los empleados, la mejora de la salud puede reducir gastos de su bolsillo por las visitas al médico, medicamentos, u hospitalizaciones relacionadas con enfermedades agudas o crónicas.

La mejora de la salud también puede aumentar la seguridad del empleo porque el empleado es más productivo, ausente con menos frecuencia, y posee más probabilidades de evitar alguna discapacidad a corto o largo plazo.

Por otro lado, los empleadores con empleados más saludables gastarán menos en los costes médicos directos, compensación de los trabajadores, costes que surjan de la discapacidad, gastos de reemplazo para los trabajadores enfermos o heridos y costos de contratación y formación de nuevos trabajadores.

Ventajas potenciales de los programas Empresa y Deporte

Para empresarios:

  • Menores costes de atención de salud y discapacidad
  • Mayor productividad de los empleados
  • Reducir el absentismo laboral
  • Disminución de las tasas de enfermedad y lesiones
  • Imagen corporativa mejorada
  • Mejora en la moral de los empleados
  • Mayor compromiso organizacional y la creación de una cultura de la salud

Para empleados:

  • Mayor bienestar y autoestima
  • Mejora de habilidades de enfrentamiento al estrés u otros factores que afectan a la salud
  • Mejor estado de salud
  • Menor coste de su bolsillo para los servicios de salud (por ejemplo, reducción de las primas; deducibles, etc.)
  • Mejora de la satisfacción laboral
  • Entorno de trabajo más seguro y solidario

¿Llegaremos a los 6 millones de parados?

Hace unos días se difundió un informe de JP Morgan (uno de los grandes bancos americanos) que decía que España acabaría el 2012 con un paro del 27%. Si esa predicción se cumple, el número de parados en España alcanzará los 6 millones. Ese paro puede alcanzarse con una caída de la actividad del 3%, lo que no está fuera de lo posible dado lo que ha pasado en Grecia y Portugal después de implantarse las medidas de austeridad forzadas por Europa.

¿Es razonable esa predicción?, o mejor todavía ¿es probable?

La actividad económica está cayendo en el cuarto trimestre y sin ninguna medida especial seguiría cayendo en el primero. Tenemos por delante, sin embargo, las medidas de austeridad que el Sr. Rajoy ha anunciado que vendarán in especificar los detalles. Lo único claro de estas medidas es que tratarán de reducir el déficit fiscal en 35.000 a 40.000 millones. Esto es aproximadamente un 3.5% del PIB. Tiene importancia que medidas específicas se pondrán en marcha para alcanzar esta reducción del déficit. Si se hiciese subiendo impuestos a las rentas más el impacto negativo en la actividad económica muy pequeño, mucho menor que si se hace principalmente por la vía de los recortes. Nadie sabe lo que el Sr. Rajoy va a plantear pero dada la ideología del PP las medidas irán probablemente por subidas en impuestos indirectos, recortes de salarios de funcionarios, estancamiento de las pensiones, recortes de inversión y muy probablemente copagos sanitarios. Todas estas medidas afectarán seriamente a la actividad económica. No se puede descartar el efecto sicológico de las medidas que harán que el consumo se retraiga con fuerza, quizás no tanto como en el 2009, pero nadie sabe.

A medida que progrese el año 2012, según el impacto que en los salarios puedan tener las reformas del mercado de trabajo, y según progrese la recaudación fiscal, que casi seguro caerá con fuerza, no sería descartable que a mediados de año se plantease la “necesidad” de más medidas de “austeridad”. En my opinión entra dentro de lo posible que la actividad económica se desplome un 3% en el 2012, aunque ningún gabinete de estudios (excepto JP Morgan) lo predice en estos momentos (hay que decir que los modelos de predicción económica que manejan los “expertos” no funcionan bien en circunstancias especiales como las actuales). La clave estará en el impacto sicológico de las medidas y en la evolución de la recaudación fiscal. Si la recaudación fiscal empieza a deteriorarse y se trata de corregir el problema con más austeridad la economía caerá con fuerza. Este tipo de evolución circular donde austeridad lleva a más austeridad es lo que pasó en Grecia y lo que está pasando en Portugal.

Mi apuesta es que a finales del 2012 estaremos mirando hacia los 6 millones de parados más que hacia los 5 millones. Dada la estacionalidad del empleo en España el máximo de desempleo del 2012 se alcanzará en Marzo del 2013.

La pesadilla de la economía y las medidas insuficientes del Gobierno.

La economía española se encuentra en una situación de pesadilla de la que no parece que vayamos a despertar en los próximos años (bastantes años, toda la legislatura de Rajoy).

Una economía con un paro del 23%, una economía a la que se van a aplicar medidas de austeridad para reducir el déficit fiscal que harán que la actividad económica caiga lo que por un lado aumentará el paro de forma sustancial y por otro hará que la buscada reducción del déficit se dificulte debido al estancamiento o a la caída de la recaudación fiscal como consecuencia de la caída de la actividad económica. La probable reacción del Gobierno de acentuar las medidas de austeridad en el caso de que las primeras medidas no sean suficientes, podría provocar, como en Grecia, que los objetivos de déficit no se cumplan y que el único resultado tangible de las políticas económicas del Gobierno sea un incremento sustancial del ENORME paro del que disfrutamos.

Este podría ser el escenario del 2012, presentándonos en el 2013 con una situación económica más deteriorada y con el mismo problema de aplicar más medidas de austeridad para no conseguir los objetivos buscados. Por el camino emprendido, casi con total seguridad, austeridad y paro enorme sin atisbo de solución caracterizarán la legislatura de Rajoy. El problema de Rajoy podría ser dentro de un par de años, el como “engañar” a la ciudadanía para que le vuelvan a votar.

El problema del déficit fiscal

Las Administraciones Públicas gastan más de lo que ingresan. El 2011 ha acabado con un déficit fiscal superior al 8% del PIB (80.000 millones), la previsión del Gobierno de Zapatero y el compromiso con Europa para este año era del 6% del PIB. Este fracaso se ha debido tanto al lado de los ingresos como al lado de los gastos. Los presupuestos del 2011 esperaban aumentar la recaudación de las Administraciones Públicas, por todos los conceptos, en unos 12.000 millones sobre el 2010. La realidad ha sido una recaudación unos 4.000 millones por debajo del 2010. Eso por si solo explica un 1.5% del PIB del 2% de desviación sobre el déficit esperado del 6%. El resto se debe a gastos mayores de los presupuestados, sobre todo por parte de la Autonomías.

Para el año 2012, España se ha comprometido con Bruselas en un déficit fiscal del 4.4% del PIB. El tamaño del ajuste deberá ser de unos 42.000 millones (reducciones de gastos + incremento de la recaudación). El paquete de medidas recientemente aprobado por Rajoy se queda inmensamente corto. Prevé el Gobierno que la recaudación aumente en unos 6.000 millones y los gastos se reduzcan en unos 9.000 millones. Las medidas adicionales, las realmente difíciles, se dejan, por motivos políticos, para después de las elecciones autonómicas en marzo.

La tarea de reducir el déficit fiscal en 42.000 millones en un año, es inmensa, casi imposible. El gasto total de la Administraciones Públicas en el 2011 es de unos 430.000 millones, de los cuales 125.000 en personal, unos 50.000 en sanidad, un poco menos en educación y más de 100.000 millones en pensiones y prestaciones de paro.

El problema de la recaudación

Según el plan de medidas recientemente aprobado, se subirán los impuestos, IRPF, IBI y poco más. El incremento estimado de la recaudación, según el Gobierno, será de unos 6.000 millones. La realidad será que con las medidas anunciadas la recaudación no solo no crecerá, sino que probablemente será menor que en el 2011. La razón es que el 2012 va a ser un año de caída profunda de la actividad económica que hará que la recaudación caiga con fuerza, nadie sabe exactamente cuanto, pero probablemente más que el incremento de recaudación previsto por la subida de impuestos.

El problema de los gastos

El control de los gastos del Gobierno central es relativamente simple. El gasto es fundamentalmente de personal al cual por el momento se le han congelado los sueldos, pero nada impide el que el Gobierno decida después de las elecciones autonómicas en marzo reducir el salario de los empleados públicos. Es muy probable que se haga. El gasto de personal de todas la Administraciones Públicas es de unos 125.000 millones. La reducción de salarios de Zapatero supuso unos 6.000 millones.

El problema del gasto público está fundamentalmente en las Autonomías y más concretamente en el gasto sanitario que está creciendo y que las Autonomías son incapaces de controlar. El problema se complica por el hecho de que hay 17 equipos de gestión (políticos) tratando de controlar estos gastos y unos son más inútiles que otros. No hay sorpresa aquí. La realidad es que desde hace tiempo está previsto que los gastos sanitarios como porcentaje del PIB vayan creciendo a medida que la población envejece. Este crecimiento ha de hacerse frente con mayor recaudación fiscal (subidas de impuestos), por parte del Estado y por parte de las Autonomías.

En estos momentos nos enfrentamos a una economía en recesión que deprime la recaudación y al hecho de que las Autonomías rehúsan utilizar a fondo el poder que tienen para subir impuestos. Las autonomías tienen en sus manos el impuesto de sucesiones que debidamente empujado con una excepción del 100% para patrimonios hasta 750.000 Euros y a partir de ahí una tasa del 35% (como en los Estados Unidos), podría recaudar quizás 15.000 millones.

En mi opinión el impuesto de sucesiones, dado su enorme poder recaudatorio y la importancia de que sea uniforme para todos los españoles, estaría mejor en manos del Estado. De momento este impuesto prácticamente ha desaparecido del panorama y no parece que ni las Autonomías ni el Estado estén dispuestos a utilizarlo, por el momento.

¿Y ahora que?

Los políticos son los que deciden el marco en el que se mueven los individuos y las economías. En el caso de España el PP parece haber decidido apostar por el Euro a cualquier precio y más concretamente tomar como propia la visión alemana de que la solución (¿para el problema de la deuda?, ¿para el problema del paro?) viene por la vía de la austeridad, la reducción de salarios y las “reformas estructurales” que faciliten esa reducción de salarios.

No hay ejemplo de un país en crisis de balanza de pagos en que el problema se haya resuelto solamente por la vía de la austeridad. Las soluciones han venido siempre por la vía de la austeridad unida a una devaluación sustancial de la moneda para que el sector exterior actuase como motor de la economía en crisis. La política económica de Zapatero a finales del 2009, cuando ya se veía el enorme problema del paro, debería haber sido una salida del Euro. En el Euro la economía española ha mostrado un comportamiento inesperadamente dinámico en el sector exterior, el único que desde el 2009 ha generado demanda y mantenido a la economía. El empuje del sector exterior no ha sido suficiente, sin embargo, para controlar la destrucción continuada del empleo en la economía y el crecimiento del paro.

El comienzo de la solución vendrá después de serios problemas y convulsiones cuando España abandone el Euro o la Unión Monetaria Europea se deshaga por completo. Mientras sigamos en el Euro, España está condenada a marasmo económico, miseria creciente y paro elevadísimo. Estamos hablando de años. Si Rajoy sigue pertinaz con seguir las recetas de Alemania se presentará a finales del 2013, con dos años para las elecciones con la misma papeleta de Zapatero al final del 2009, solo que con mucho más paro y sin soluciones que la ideología del PP les permita tomar.

Por el momento pintan bastos y hay que esperar enormes medidas de austeridad, más subidas de impuestos, más reducciones de gastos, copagos sanitarios, recortes de sueldos a lo funcionarios, etc. Todo es posible. Quizás nos sorprenda Rajoy recuperando competencias para el Estado, por ejemplo la sanidad que se está demostrando imposible de manejar por las Autonomías.