Claves en la inversión en vehículos de empresa

Una de las partes más importantes dentro de la estructura de una empresa es la flota de vehículos con la que se cuenta para llevar a cabo innumerables tareas. En realidad, son pocos los organismos que no dependen de la necesidad imperiosa de un transporte para ejecutar sus obligaciones.

En el campo de la construcción, por ejemplo, en el sector naval o en muchos otros ámbitos donde se antoja fundamental contar con una amplia variedad de automóviles, se producen grandes desembolsos de dinero por parte de las empresas con el objetivo primordial de conformar un arsenal de coches competente.

El renting

Hacerte con una buena flota de coches para tu empresa es un hecho que supone un gasto considerable. En realidad, además de precisar notables préstamos bancarios para poder lograr todas las transacciones, debes incluir los gastos de impuestos, gestoría, comisiones, revisiones, mantenimiento y posibles averías. Por este motivo, las compañías han comenzado a apostar por otras alternativas con un claro margen de beneficios y ahorro económico. En este caso, hablamos del denominado renting que practican empresas destacadas como Reflex.

El renting es un servicio similar a cualquier alquiler de una casa. Es decir, el propietario original nos cede su bien particular o inmueble (en este caso, serían sus coches) a cambio de una contraprestación económica. Todo esto siguiendo un proceso regular de pago de cuotas durante un periodo de 2 a 5 años (como máximo).

Características específicas

El renting es un sistema de arrendamiento en el que el arrendatario tiene la obligación de devolver el bien que le ha sido prestado al terminar el periodo de contrato. Aunque no exista una opción de compra final, incluye una enorme cantidad de servicios que no tendremos que costear proporcionando un increíble ahorro a largo plazo:

1. Temas administrativos: compra y matriculación del vehículo, así como el transporte desde el concesionario o fábrica hasta tu residencia actual.

2. Mantenimiento completo: con revisiones en el punto que la compañía de renting te indique (habitualmente en la red oficial de la marca).

3. Reparación de múltiples averías y cambio de neumáticos en las fechas establecidas por contrato.

4. Seguro de coche completo (principalmente a todo riesgo), en caso de siniestro o robo con su pertinente asistencia en carretera.

5. Podrás contar con un coche de sustitución para situaciones de accidentes o avería grave.

Renting vs compra

Gracias a esta actividad de reciente aparición, podrás solventar el riesgo de pérdida de capital en una inversión tan significativa como la de una flota de vehículos. Además, aprovechando una oportunidad para destinar parte de ese presupuesto a cualquier otro departamento de tu organización. Asimismo, el renting implica unas cuotas y cantidades fijas que suponen numerosas facilidades en contabilidad, sin que haya cabida a sorpresas negativas.

En definitiva, el renting basa su éxito actual en liberar al arrendatario de los cuantiosos gastos que se generan a partir de la adquisición de un vehículo: desgaste por su uso, averías múltiples, posibles robos, daños a terceros e incluso el pago del seguro obligatorio.

avatar

Redacción

La intención de este blog es difundir todas las noticias de la actualidad en cuanto a la economía del país. ¿Quién se anima a participar?

Deja un comentario