Crece la desigualdad en la distribución de la renta en los países de la OCDE

Se acaba de publicar por la OCDE un informe sobre la creciente desigualdad en la distribución de la renta en los países de la OCDE.

En conjunto la desigualdad está en el nivel más alto en los últimos 30 años

clip_image002_thumb[3]

 

La gráfica muestra el coeficiente de Gini en los países de la OCDE a mediados de los 80 y a finales de la década de los 2000. El año 2008 es la punta de la flecha y el 1985 la base de la flecha.

El coeficiente de Gini es una medida de la distribución de la renta. Tiene un valor de cero si todas las personas tienen la misma renta y un valor de 1 si una persona se lleva toda la renta. Fijémonos en como Estados Unidos tiene el valor más alto (más desigualdad) después de Méjico. España está aproximadamente como Italia.

España no aparece en la Gráfica debido a que la información sobre la distribución de la renta es escasa. A propósito la información que proporcionan la Agencia Tributaria o el Instituto Nacional de Estadística es limitada y tardía en comparación a otros países. La distribución de la renta ha ido empeorando también en España.

Estados Unidos

Es relevante examinar que ha pasado en Estados Unidos porque la política económica y la política fiscal de la neoliberal Europa toman como modelo las políticas de libre mercado, libre comercio, fiscales, etc. prevalentes en Estados Unidos. En España la situación de la distribución de la renta no es tan mala como en los Estados Unidos pero va por ese camino y por ahí va el resto de Europa.

clip_image004_thumb[3]

 

La gráfica muestra la evolución del % del PIB que se llevan antes de impuestos y transferencias el 1% y el 0,5% de la población con rentas más altas en los Estados Unidos.

La mala distribución de la renta puede corregirse en cierta medida por la vía de una política fiscal progresiva que redistribuya renta hacia abajo. En el caso de Estados Unidos la política de redistribución no ha sido un mecanismo poderoso de corrección. El problema principal es que el mercado “libre” ha ido concentrando renta y riqueza en las capas más altas y la redistribución fiscal ha tendido un impacto muy pequeño.

clip_image006_thumb[2]

 

La gráfica anterior muestra el cambio (crecimiento o caída) en la participación de la renta desde 1979 (antes de Reagan) al 2007.

Véase como todas las capas de la sociedad, han ido perdiendo participación en la renta nacional y como la gran ganancia se ha producido en la capa del 1% de rentas más altas.

Véase también como después de impuestos las cosas no cambian apenas.

Una política fiscal progresiva puede corregir algo la mala distribución de la renta, la batalla para una distribución más igualitaria debe librarse, sin embargo en el campo de la distribución antes de impuestos y transferencias.

No hay un acuerdo total en porque la renta ha ido concentrándose cada vez más en menos manos. Algunos factores citados con frecuencia son:

  • Hyper-Globalización que ha favorecido ante todo a las grandes empresas a costa del factor trabajo al que se le pide que compita. Esta obsesión con la competitividad sin duda alguna no es la repuesta a los problemas crecientes que tienen capas cada vez más amplias de las sociedades adelantadas para conseguir una renta suficiente y sin incertidumbres.
  • Avances tecnológicos avanzados que están reduciendo de forma cada vez más acelerada el número de trabajadores requeridos para llevar a cabo una tarea.
  • Desmantelamiento progresivo del poder negociador de los sindicatos, por la vía de la Globalización y de la batalla que se ha ido llevando a cabo contra los sindicatos. En el caso de España se les ha deslegitimado por las razones conocidas de falta de representatividad y otras pero se ha evitado por los gobiernos el facilitar el nacimiento y crecimiento de alternativas válidas.
  • El efecto Estrella. El mejor cantante puede alcanzar a todo el mundo por los canales de distribución globales. Su renta se dispara. El segundo mejor, con un talento muy cercano al del primero, ve como su renta es muchísimo menor que la del primero. Este efecto se produce en muchos sectores de la sociedad.

Remedios que puedan corregir la desigualdad

  • Educación. Se cita universalmente como solución. Cuanto más alto el nivel de educación mejor es la retribución y menor es el paro. Por consiguiente, más educación. Cada vez más el público tiene la percepción de que la educación es un requisito necesario pero no suficiente. España tiene una enorme cantidad de licenciados superiores trabajando en empleos por debajo de sus cualificaciones y la cantidad de licenciados superiores sin empleo es también muy alta.
  • Profundizar en la redistribución. ¿Tiene sentido que las rentas más altas paguen menos porcentaje de sus rentas en impuestos que el trabajador normal? Este es el caso en la mayoría de los países avanzados. Si se tienen en cuenta los impuestos indirectos (IVA) y las cotizaciones sociales el trabajador medio paga mucho más en impuestos que las rentas más altas.
  • Volver atrás en la globalización. Son muchos los expertos que consideran que los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio dirigidos a facilitar el comercio internacional han dado excesiva flexibilidad a las empresas sobre donde colocar sus instalaciones y donde vender sus productos, quitando a los gobiernos la mayor parte de las herramientas que tenían a la hora de controlar la conducta y las operaciones de las empresas. Si los gobiernos aprietan a las empresas estas pueden elegir mover sus operaciones, con lo que los gobiernos están en gran medida constreñidos en lo que pueden hacer. La globalización (junto a las ideas neoliberales prevalentes en estos momentos a nivel mundial en las economías desarrolladas) han privado a los Gobierno de las herramientas para llevar a cabo una redistribución más profunda, y todo se deja en las manos de la competitividad, algo que como hemos visto está llevando a mayor desigualdad. Son muchos los expertos que consideran que debería volverse atrás en muchas de la reglas de la OMC para dar más herramientas a los Gobiernos.

Finalmente, la desigualdad en la distribución de la restringe el crecimiento. EL FIM publicó en abril del 2011 un estudio titulado “Desigualdad y Crecimiento Insostenible: dos caras de la misma moneda” donde mantiene esta proposición.

Dos links que desarrollan el tema de la desigualdad en la distribución de la renta en los Estados Unidos.

Redacción

La intención de este blog es difundir todas las noticias de la actualidad en cuanto a la economía del país. ¿Quién se anima a participar?

Deja un comentario