iluminacion-led-factura

El aumento en la factura de la luz impulsa el consumo de iluminación LED

En los últimos años los usuarios han tenido que hacer frente a una factura de la luz cada vez más pronunciada: a pesar de que en ciertas épocas sí que se hacen algunas rebajas, lo cierto es que después suben incluso más. El gasto en los hogares se ha disparado encontrando algunos que no pueden llegar a hacer frente a esa subida.
Es entonces cuando se buscan todos los recursos posibles para intentar ahorrar en la iluminación. La mayoría de los usuarios están apostando por la iluminación LED que, además de ser una práctica recomendada por multitud de asociaciones y organismos públicos también consigue un importante ahorro en la factura.

iluminacion-led-factura
Lo más destacado de este tipo de iluminación es que se puede adaptar a cualquier habitación o parte de la casa. Consiguen una luz mucho más clara que facilita la lectura o aquellas actividades que requieren de un tipo de iluminación más precisa.
Además, la iluminación no se concentra en un único punto sino que es repartida en toda la habitación.

La iluminación LED en cifras

Según estudios realizados por empresas del sector, en los hogares españoles existe un promedio de unas 22,8 bombillas. Sin embargo, de toda esa cantidad todavía 8,3 siguen siendo bombillas tradicionales (es decir, aquellas que tienen un consumo mucho más elevado).
Las ventajas de las bombillas LED sobre las tradicionales están claras: por un lado nos ayuda a reducir el consumo eléctrico (en algunos casos el porcentaje puede de ahorro puede ser superior a un 50%), también tienen un tiempo de vida más duradero y no necesitan de tanto mantenimiento como las clásicas.
La principal razón de ese ahorro de energía es que las luces tradicionales lo único que hacen es emitir calor y un pequeño porcentaje de luz: en el caso de las LEDs es justamente al revés, se reduce la emisión de calor y se pronuncia la luz.
Sin embargo, se requiere de una inversión algo más elevada a la hora de comprar iluminación LED… aunque se rentabiliza de una forma casi inmediata. Es cierto que en una factura eléctrica el precio total no corresponde únicamente a la iluminación, pero sí que se lleva un gran porcentaje del mismo.
Poco a poco el consumidor se va dando cuenta de lo importante que es hacer ese cambio. Se calcula que en los próximos años vayan desapareciendo las bombillas tradicionales y en el mercado tan solo se puedan llegar a encontrar las LED; aunque todavía hará falta algo de tiempo para que esta situación se haga realidad.
Si estás agobiado de ver como no para de subir la factura eléctrica año tras año y necesitas realmente de una buena manera que te permita reducir la cantidad de dinero que pagas en ella, te recomendamos que empieces a sustituir las bombillas cuanto antes.
El efecto se empezará a notar de inmediato en la siguiente factura.

Redacción

La intención de este blog es difundir todas las noticias de la actualidad en cuanto a la economía del país. ¿Quién se anima a participar?

Deja un comentario