500_Euro_Banknoten

El Euro: más anuncios grandilocuentes que no darán el resultado fervientemente deseado por los políticos y que no da ninguna solución a los problemas reales del mal diseño del Euro

El gran acuerdo de Merkel y Sarkozy reconfirma las reglas de Maastricht con sanciones automáticas para los países que incumplan la regla del 3% de déficit fiscal máximo, adjudicado esto por el Tribunal de Justicia Europeo y compromiso de los países de llevarlo la regla a sus constituciones. Nada de Eurobonos o de que el Banco Central Europeo vaya a intervenir masivamente para rebajar los tipos de interés que Italia y España tienen que pagar por su deuda.

Un artículo del Financial Times con detalles sobre el acuerdo.

En concreto, más de lo mismo: otra declaración de compromiso total para que el Euro siga adelante. Alemania sigue con su discurso de que los países como España han gastado demasiado y que son ellos los que tienen que resolver el problema a base de austeridad.

Se trata una vez más de ver si esta vez los mercados lo creen y vuelven a invertir en bonos europeos a tipos de interés bajos. Entre tanto quizás el nuevo plan de austeridad italiano y lo que haga Rajoy en España den resultado (a ver si los mercados vuelven a comprar deuda a bajos tipos de interés) y las cosas vuelven a ser como antes. Una vez más enunciados de deseos por parte de los políticos.

Alemania no tiene demasiada prisa en que las cosas se resuelvan: tiene su economía a pleno empleo y creciendo. Compárese esto con España, con más del 23% de un paro pertinaz que va en aumento.

El diagnóstico de Alemania sobre la causa de la crisis es que el problema es de gasto excesivo por parte de la periferia del Euro y que el problema hay que resolverlo con un control de gastos basado en reglas europeas que castiguen a los que no cumplan las reglas.

El problema real del Euro es un problema de mal diseño del Euro. Deseaban (los políticos venden como realidades lo que son meros deseos) los que diseñaron la Unión Monetaria que los países convergieran y lo que ha pasado es que han divergido y no existe mecanismo de convergencia real entre los países de Europa. El eliminar los mecanismos de ajuste de los tipos de interés y de las monedas independientes con posibilidad de devaluación ha llevado a que unos pocos países, el más importante Alemania, hayan desarrollado superávits masivos de balanza de pagos debido a una moneda, el Euro, devaluada para ellos y otros como España han desarrollado déficits masivos de balanza por causa de una moneda para ellos sobrevaluada, el Euro.

La única salida que ofrece Alemania a países como España es rebajas masivas de salarios para de esa manera ganar competitividad. Es una medida injusta, que solo por eso debía rechazarse, y es una medida que no dará los resultados deseados por los políticos, solo traerá miseria a la mayoría de la población española.

Rajoy ya ha dicho que España quiere ir en el núcleo duro del Euro y que aceptará lo que proponen Merkel y Sarkozy, lo que garantiza una década o dos de miseria en España. En sus negociaciones con Europa, Rajoy tiene poderosas bazas para obtener algo más que austeridad para España pero el señor que va a lo fácil ha decidido una vez más ir a lo fácil y no negociar. Es de esperar que dentro de 3 años en las municipales, cuando el paro siga sin remitir en el 2014, empiece a probar su propia medicina. Es injusto el condenar a la mayoría de la población española a la miseria habiendo alternativas.

Interesante artículo (en inglés) de Stiglitz sobre el Euro y sus problemas, que en opinión de Stiglitz no se solucionarán por el camino que vamos.

Para su ilustración unas gráficas mostrando lo que pasó a partir del 2003 con Alemania y España. El llamado milagro alemán es un milagro a la China basado en una moneda masivamente devaluada (el Euro), que no en reducciones de costes por la vía de la moderación salarial como normalmente se nos vende.

clip_image001_thumb[2]

 

España ha tenido que vivir el problema de una moneda sobrevaluada. Entramos en el Euro y nuestro déficit comercial se disparó hasta llegar al 10% del PIB en el 2007. En el 2011, el déficit total de comercio exterior será superior al 4% del PIB, una cifra enorme en el contexto mundial. En el 2011, España tendrá un ligero superávit con Europa pero el déficit con el resto del mundo continúa creciendo y el Euro nos impide que esto mejore de verdad hasta el punto de que el sector exterior pueda ser la máquina que empiece a tirar de la economía española. La pertenencia al Euro garantiza que esto no pasará y seguiremos inmersos en el marasmo económico con destrucción de empleo en el 2012 en el 2013 y ya veremos después.

clip_image002_thumb[4]

 

avatar

Redacción

La intención de este blog es difundir todas las noticias de la actualidad en cuanto a la economía del país. ¿Quién se anima a participar?

Deja un comentario