El Euro podría acabarse en abril

Las crisis de deuda avanzan muy despacio hasta el momento en que echan a correr de repente y la bomba estalla. En el caso de España el día 24 de abril se publican por la Agencia Tributaria las cifras de recaudación por caja del mes de marzo y el día 27 se anuncian las cifras de paro de la EPA (encuesta de población activa).

Consideren los siguientes hechos

El Gobierno espera recaudar en el 2012 12.000 millones más que en el 2011. Esto casi parece imposible con una economía en recesión cada vez más profunda. Por el momento, enero y febrero han mostrado sendas caídas de 1.000 millones. Mi impresión es que marzo mostrará otra caída.
Hace dos días apareció en la prensa un informe que decía que la EPA arrojaría una cifra de paro de 5,6 millones y ciertamente todo el mundo espera que la cifra de paro sea catastrófica.
La deuda de España cada vez tienes menos compradores que no sean los bancos españoles ayudados en este cometido por la infusión de liquidez del Banco Central Europeo iniciada a finales del 2011. Nadie quiere comprar deuda española porque cada vez es más probable que España, en un plazo no demasiado largo, acabe saliendo del Euro y los prestamistas acabarán cobrando en pesetas (devaluadas un 40% frente al dólar o frente al Euro si es que existe).
El Banco Central Europeo está llegando al límite de las compras directas de bonos españoles e italianos debido a la presión de Alemania que es responsable del 22% del balance del Banco Central Europeo. Es decir si España paga en pesetas al Banco Central Europeo, Alemania cobrará un 40% menos en Euros o Marcos. Alemania ya dijo hace casi dos años que de ninguna manera estaba dispuesta a pagar más para resolver la crisis y no ha cambiado su posición, al contrario.

Debido a estos hechos testarudos nos estamos acercando dada vez más al punto de resolución que los mercados están esperando, que el Euro salte. Puede pasar la semana que viene en que España tiene que emitir nuevamente deuda o puede que la cosa se prolongue, nadie lo sabe.

Si la recaudación fiscal flaquea, Rajoy tendrá que enfrentarse a decisiones extremadamente difíciles. La salida más fácil, probablemente la favorita del que decía saber lo que hay que hacer, es darle otra vuelta a la llave de tuercas de la austeridad, lo que nos metería más en el embudo de la recesión semejante a lo que los socios europeos han hecho con Grecia.

La otra salida es la salida del Euro, acompañada de austeridad a tope y de todo el mecanismo de control de capitales y demás medidas para establecer un semblante de normalidad en la economía española en un par de semanas.

Mi opinión es que España acabará saliendo del Euro porque no hay otra solución razonable. No sé cuando pasará, pero no me sorprendería que en el mes de abril España se viese forzada a declarar una suspensión de pagos con la consiguiente salida del Euro.

España no es rescatable por Europa (porque Alemania principalmente no quiere pagar). Aunque hubiese dinero España debería rehusar totalmente el ser rescatada y debería optar si llega el caso por salir del Euro con el apoyo del Fondo Monetario Internacional y del resto de los socios europeos. Con un 24% de paro y con la economía en recesión sería de locos el aplicar más austeridad.

Redacción

La intención de este blog es difundir todas las noticias de la actualidad en cuanto a la economía del país. ¿Quién se anima a participar?

Deja un comentario