¿Por qué en una visita de empresa es tan importantes las imágenes?

Se dice que una imagen vale más que mil palabras, pero si además a quien estamos representando no es a nuestra persona sino a toda una empresa, en ese caso aun tiene mayor valor. Cuando vamos a visitar con tarjeta a una empresa tenemos que cambiar el chip, sabiendo que todo lo que hagamos y digamos lo estamos realizando en nombre de la empresa.

Razones para cuidar tu imagen en una visita de empresa

1. Crea cultura empresarial

Las empresas y organizaciones están formadas por personas. Cuántas veces hemos oído decir que las organizaciones las hacen las personas. Cuando juzgamos empresas, equipos de fútbol, organizaciones no gubernamentales, etc, lo hacemos principalmente por el comportamiento de los dirigentes y representantes de dichas instituciones. A veces podemos caer en el error de pensar que lo más importante en una empresa son sus productos y servicios.

Sin embargo, en distintas encuestas realizadas en todo el mundo se ha comprobado que cada vez existe un número mayor de ciudadanos que valoran como aspecto principal el trato con el cliente. Aunque cada vez existen más buzones de sugerencias y cartas de reclamaciones, la principal vía que tenemos de comunicación con las marcas es a través del trato con los responsables de atención al público.

2. Multiplica las ventas

Cuántas veces hemos comprobado que cuando nos atienden correctamente y nos dedican tiempo somos más proclives a contratar productos y servicios de una determinada compañía que cuando nos dan la mínima información sin interesarse ni esmerarse por las necesidades del cliente. Por eso, en cualquier visita a una empresa debemos resolver todas las dudas que surjan con total sinceridad, poniéndonos en la piel del otro y de sus intereses. Además, de las propias dudas aparecen nuevas oportunidades de venta. Tal vez en la visita no les gusta del todo un determinado servicio nuestro, pero al contrastar ideas podemos ofrecerle uno mejorado que se encuentre a la altura de las expectativas de esa persona.

3. Es un buen gancho

Cuando damos una buena imagen en un futuro no tendrán ningún inconveniente en volver a recibirnos para presentarles cualquier novedad que saquemos al mercado. Como se han quedado con la buena sensación que les trasmitimos en la primera visita, entonces querrán volver a reunirse con nosotros sin problemas. Y al contrario, si no les trasmitimos de entrada una buena imagen, se nos cerrarán las puertas para tener otra conversación con el gerente o directivo al que nos dirigimos.

4. Es sinónimo de calidad

Cuando cerramos una visita con una empresa tenemos que tener en cuenta que posiblemente no nos conocen de nada, o como mucho ha visitado nuestra web, pero nada más. Así que al no haber probado nuestros productos no sabe exactamente cuál será la calidad de los mismos. Pero si percibe que trasmitimos una imagen cuidada, sofisticada, elegante, cercana, etc, se imaginará que nuestros productos estarán en consonancia con nuestro estilo y querrá probarlos.

En definitiva, compensa mucho esforzarse por cuidar mucho la imagen al visitar con tarjeta a un gerente o empresario y no escatimar en gastos de imagen.

avatar

Redacción

La intención de este blog es difundir todas las noticias de la actualidad en cuanto a la economía del país. ¿Quién se anima a participar?

Deja un comentario